artículos de Periodoncia

La regeneración periodontal: Mejoras estéticas y funcionales…

Las encías son una parte muy vulnerable de la boca y están expuestas a muchos peligros, desde la gingivitis a la periodontitis. La gingivitis es una inflamación de las encías debida a la presencia de bacterias; cuando aparece no es dolorosa, pero si no se trata puede convertirse en periodontitis, que afecta gravemente a los dientes y puede hacer que se muevan o se caigan.

Habitualmente el tratamiento periodontal (precise o no cirugía) produce como consecuencia, una recesión del margen gingival (se ven los dientes más largos) afeando la sonrisa. En casos de enfermedad periodontal avanzada, los resultados estéticos aún suelen ser peores.

En cambio, las técnicas de regeneración permiten la reducción de bolsa periodontal sin la correspondiente recesión, de forma que se pueden recuperar los tejidos perdidos y mantener una sonrisa bonita. Incluso, en los casos donde se pueda, las técnicas regenerativas consiguen un tratamiento estéticamente óptimo de dientes con grandes defectos.

El objetivo fundamental de la regeneración periodontal es facilitar una correcta masticación, es decir, conseguir unos resultados funcionales óptimos. Cuando la periodontitis afecta a los molares, se inicia un proceso de destrucción ósea irreversible. Si no se detiene la progresión de la enfermedad, se terminarán perdiendo los molares (que juegan un papel fundamental en la masticación), con la correspondiente alteración de la función masticatoria.