artículos de Blanqueamiento

Blancorexia

La blancorexia es la obsesión por los dientes blancos.

Es normal que nos guste tener una bonita sonrisa y que queramos tener los dientes blancos, pero cuando estas ansias se convierten en una obsesión, entonces tenemos un problema.

Las personas con blancorexia se pueden encontrar con diferentes grados de frustración o depresión. El “blancoréxico” está insatisfecho con el color de los dientes y esto puede provocar una interiorización equivocada del verdadero color de los dientes y así, puede darse el caso que la persona que la padece visualice sus dientes un tono diferente al que tiene en realidad.

Esta situación puede llevar a las personas “blancoréxicas” a acudir a diferentes dentistas y a engañarlos, para conseguir el blanco deseado. Y de esta forma, podría pasar que repitan tratamientos dentales de blanqueamiento con una frecuencia indebida, y así, a la larga es como se puede debilitar el esmalte de los dientes, generarse cuadros de sensibilidad y dolor, daños a la pulpa dental y cambios en la percepción del sabor de los alimentos.